HUMEDAD POR CONDENSACIÓN, ¿ES CIERTO QUE ESTE PROBLEMA ES POR CULPA DE LA LLUVIA?

La humedad por condensación es uno de los aprietos más habituales en las residencias durante los tiempos de invierno. A medida que relacionamos este problema con la lluvia, pensamos que la humedad de nuestra vivienda es debido a que está lloviendo fuera, pero ¿qué hay de verdad en esto? desde nuestra web te lo vamos a contar.

¿Cómo se podría definir la humedad por condensación?

La humedad por condensación es un problema en el que el vapor de agua se convierte en cierta medida en agua líquida. Encontraras un concepto entendible y completa en nuestro texto.
Las señales comunes de la humedad por condensación son la visión de manchas negras en vigas, paredes, columnas y techos; también es frecuente que la ropa coja específicamente la ropa de cuero y de antes las ventanas se empañen y se mojen, y muchas veces los armarios tengan ese olor de humedad.

¿Cuándo se forma la condensación?

La humedad por condensación se sitúa al confluir dos circunstancias en el mismo espacio: un aire con humedad elevada y superficie de temperatura muy baja.

Cuando ambas entran en contacto, la humedad del aire condensa y deja de ser vapor de agua para convertirse en agua en estado líquido.

No se trata de una humedad procedente del exterior ni de una filtración a través de las paredes sino que está en el interior de la propia vivienda.

¿En esto influye la lluvia?

No, La lluvia en nada influye en la aparición de las humedades por condensación. Lo que pasa específicamente es que las precipitaciones son más comunes en los meses de invierno y esto hace que se acentué el tipo de climatología.

Con las bajadas de temperatura los hábitos de vida se vuelven más herméticos. Lo que ocurre es que abrimos menos las ventanas, no salimos casi de casa, ventilamos poco tiempo y abusamos del sistema de calefacción… En el fondo, todos estos hábitos aumentan la humedad relativa interior de la vivienda en un determinado momento.

as temperaturas en el exterior bajan en los meses de invierno y es la causa que genera la aparición del segundo de los factores: la baja temperatura de los cerramientos que pueden instalar los compañeros de cerrajeros en Quintana o en su lugar los de cerrajeros en Retiro.